Hace cerca de un año, Pepsi Max sacó una campaña en internet donde Jeff Gordon (un piloto de NASCAR) jugaba una pequeña broma a un vendedor de autos haciendo una prueba de manejo en un Camaro bastante salvaje. El video ganó viralidad al poco tiempo y logro obtener cerca de 40 millones de views.

Este video también causó que la prensa especializada, en especial Travis Okulski del sitio Jalopnik dieron evidencia de que todo fue montado; asegurando que el vendedor de autos era un actor y que Jeff Gordon incluso no manejó el auto si no un “stuntman”.

Hace un par de días Pepsi Max publicó un nuevo video donde continúan con la campaña y decidieron hacer el video “de verdad” agarrando como víctima al mismo Travis Okulski que piensa que va a morir a bordo de un taxi conducido por Jeff Gordon. No les digo mas, les recomiendo ver el video y sobre todo leer la reseña de Okulski en su blog donde asegura que esta vez todo es 100% real.