Share40
TOTAL SHARES 45

Les comparto un muy buen artículo escrito por Gabriel Rivera donde nos expone su sentir sobre la nueva identidad de la línea 12 de metro en la Ciudad de México que esta pronta a inaugurarse.

Identidad de la línea 12, Bicentenario. 

Por: Gabriel Rivera

En unos días, la nueva línea del metro será oficialmente inaugurada y con ella la identidad que fue creada para la misma. Con decepción podremos descubrir que la iconografía poco o nada tiene que ver con el diseño original planteado por Lance Wyman, quien por esas fecha también había trabajado en la identidad de la olimpiada del 68, en conjunto con Arturo Quiñonez y Francisco Gallardo, la cual se mantuvo por un buen número de años en líneas subsecuentes.

Evidentemente para la línea dorada, la historia es diferente. La iconografía se resolvió sin retícula, no se considero el peso visual en conjunto para las 16 nuevas estaciones contra las otras 4 ya existentes. Cuestionamos si en verdad el trabajo fue desarrollado por expertos en señalización. Los trazos son diferentes en todos los casos, algunos de los íconos no son ni referentes ni asociativos, se permitió el uso de líneas muy delgadas, seccionar elementos, perspectiva, acabados con bordes irregulares y detalles como ladrillos; muy lejos de la solución original con vistas sólidas, frontales o laterales, de los elementos distintivos para cada estación, con proporciones visuales entre una y otra, lo que permitía su reproducción en pequeña y gran escala sin perder claridad.

42 años después de su creación, la identidad del metro ha demeritado en mucho su comunicación visual; hasta hace unos meses, en el propio sitio hacían alarde del diseño de la identidad por parte de Wyman y su equipo. Quienes en ese entonces consideraron el nivel de analfabetismo de la población y determinaron la necesidad de asociar el nombre a un ícono para cada estación, que hiciera referencia al lugar, al personaje o elemento próximo, facilitando su interpretación.

Hoy en día, la Ciudad de México tiene cerca de 25 millones de habitantes y sólo un 2.1% de analfabetismo, lo que se traduce en que la mayoría, de los casi cinco millones de pasajeros diarios, puede leer texto. ¿Es necesario seguir preservando el ícono? ¿no sería más importante revisar el trazo de la tipografía y su función óptica en movimiento?, son cuestionamientos que un sistema de transporte debe realizarse, una mala señalización termina por confundir y reduce la correcta operación del flujo de pasajeros.

Cierto es, que la identidad icónica del metro es una de sus características estéticas, que se suman a otras como el color naranja de los trenes, su función de referencia es bastante permeable en la población. Por lo mismo, nos preguntamos, hasta donde es permisible romper con la identidad creada con base en un diseño bien fundamentado por sus creadores, justificándose en una “innovación” cuatro décadas después.

La tarea no es fácil, por ello deben ser expertos en señalética los responsables. La nomenclatura de la ciudad se da en español y náhuatl, convergen hasta tres estaciones en una sola avenida, al parecer todos los héroes nacionales vestían igual, hay virgencitas en cada punto cardinal, los glifos prehispánicos guardan mucha similitud entre sí, y para colmo, los nombres asignados son larguísimos y poco afortunados. Sin duda lo más grave, es que se evidencia que las soluciones se dieron desde un escritorio, la institución responsable ignoró unos de los elementos medulares del diseño: al usuario.

Enlistar los errores y horrores que hoy visten al transporte de la Ciudad de México, sería una larga labor; creyentes que la solución ícono-nombre es la adecuada se ha llevado a otros medios de transporte como el trolebús y metrobús, dando origen a una de las peores soluciones de señalización. Descartando sistemas alfanuméricos, el empleo de tipografía para cartel y uso de materiales adecuados para su producción. Para el Metro el empleo de íconos es una solución, hoy en día, más estética que funcional.  Se debe crear una cultura de texto legible, crear sistemas visuales que favorezcan el entendimiento, nomenclaturas claras, experimentar como usuario, y que todo en su conjunto sean un sistema de comunicación efectivo en transporte urbano.

Esperemos que los gobiernos subsecuentes dediquen un poco más de presupuesto o atención a la señalética en los medios de transporte, dando esta labor a verdaderos profesionales del diseño. Como usuarios lo sabremos agradecer y como diseñadores nos sentiremos orgullosos.

 ¿Ustedes que opinan?

Share40
TOTAL SHARES 45

0 Responses to La Identidad de la nueva línea 12 del metro en la Ciudad de México

  1. abelitoxp . says:

    No soy un diseñador, por ello primeramente agradezco el uso de términos tan objetivos al tema tratado, se quien es Lance Wyman, y sin poner en tela de juicio (algo más que evidente) supongo lo que sucede con esta nueva iconografía es el resultado de emplear a cualquier improvisado (conociendo al gobierno el termino solo aplica en los conocimientos de diseño, porque con tal de repartir dinero entre conocidos, no es al azar el equipo asignado), supongo para quienes saben de la materia esto es una autentica grosería al talento que conocen; sería bueno plasmar una galería de propuestas, solo a fin de conocer la visión de quienes saben hacer su trabajo, al menos de una o dos estaciones, yo disfrutaría el ejercicio, visualmente sería muy agradable. Apoyo el texto, carece de ese valor con que fueron fundamentadas los iconos de las primeras líneas del metro, un diseñador me comentaba, que el icono que acompaña a la estación del metrobus llamada ‘memorial news divine’ y ‘oriente 101’ eran una autentica mentada de madre, gracias por tu punto de vista, enriquece mis pocos conocimientos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *