De antemano pido perdón si la palabra corcho es un insulto en otro país, me refiero en este caso a ese pedazo de plástico (ahora) o de corteza del alcornoque con el que se sellan las botellas de vino. Ok, sin rencores, la nota es que el estudio de diseño Lavernia-Cienfuegos, con sede en Valencia, España, produjó para la marca belga Delhaize este bello concepto:

“WINES OF THE WORLD. Gráfica para etiquetas de vino. Delhaize. 2019 Se trata de una línea de vinos que la cadena de supermercados belga Delhaize ofrece dentro de su marca propia 365, que engloba productos cotidianos, sencillos, de precio asequible. El tapón de corcho es signo de humildad, un objeto de poco valor, usado muchas veces como material de manualidades,como un elemento simple y fácilmente manipulable con el que jugar y crear. La utilización del tapón de corcho le confiere el aire de algo sencillo, propio de un producto cotidiano. El tapón es el elemento que unifica y personaliza toda la línea. El motivo diseñado para cada etiqueta hace referencia al país de origen”.

Muy muy buena idea, pulida, simple… hicieron oro.

Lavernia-Cienfuegos