Mike Jeffries, además de ser una persona despreciable, es el dueño de la marca gringa de pésimo gusto Abercrombie & Fitch. Resulta ser que hace un par de semanas declaró que habían retirado las tallas grandes de sus tiendas ya que quieren que solo la gente “cool”, delgada, güera y guapa use su marca, para todo esto se armo bastante escándalo en Internet.

Aplaudo la contra campaña que creo Gkarber llamada #FitchTheHomeless en la que invita a la gente a dar su ropa usada de A&F a gente que no cumple los ideales que el arrogante dueño quiere que se asocien con su marca; en este caso el decidió dar ropa a los homeless. Hasta el momento este video tiene 7.5 millones de views que creo que es algo bastante significativo; los invito a piensen si comparten los ideales de esta marca que ha tenido bastante aceptación en nuestro país…

¿Qué les parece esta acción?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *